Resistente – nuevos materiales para bombas duraderas

En las fábricas de la industria de transformación, metalurgia y de la tecnología ambiental, líquidos muy especiales son frecuentemente trasferidos de un lugar a otro: líquidos extremadamente corrosivos y con un alto nivel de materia sólida. Las bombas que son necesarias para enfrentar estos desafíos tienen que ser resistentes en las más severas condiciones.

En la fábrica más grande de Vesuvius GmbH en Borken, este es un problema bastante conocido: todos los días la empresa maneja líquidos altamente abrasivos y corrosivos en sus locales de producción. Vesuvius es el líder del mercado mundial en la producción de accesorios para fundiciones. Bajo la marca Foseco e.g. son producidos sistemas de filtración que son utilizados en fundiciones por todo el mundo. De la misma forma, las bombas instaladas en estos locales tienen que atender a los mismos altos estándares de calidad.

Bombas altamente resistentes en aplicaciones difíciles

Un gran problema: mientras están manejando líquidos agresivos, los materiales están bajo cargas muy grandes y continuas. En el caso de una decisión equivocada de materiales, las consecuencias son de daños en el sistema hidráulico o en las partes sellantes, amenazando escapes en las bombas. El arreglo es muy caro y algunas veces la bomba tiene que ser sustituida por completo. Los costos de parar las bombas, desde el mantenimiento hasta la pérdida de ingresos, pesan en la eficiencia económica y son altos para la empresa afectada. Una tecnología en la construcción de bombas que fue especialmente proyectada por Rheinhütte Pumpen para el manejo de líquidos abrasivos promete ser la solución. La experiencia internacional de los ingenieros y técnicos en esta área suman más de 150 años de experiencia práctica, además del conocimiento de los materiales metálicos, plásticos y cerámicos. Clientes de todo el mundo se benefician de estas soluciones individuales y específicas para sus procesos de trasporte. Como la Vesuvius, donde dos bombas continuas del mismo tamaño fueron probadas en dos locales diferentes – y con dos composiciones de materiales diferentes.

Nuevos materiales: PE 1000R y Polymercarbid

CPRF Impeller made of PE1000R after 7 months
Impulsor CPRF hecho de PE1000R después de 7 meses

En el primer local, la bomba centrífuga trasporta líquido con sólidos a un tanque situado en un nivel más alto. El procedimiento es repetido cinco veces por hora. El líquido bombeado es altamente abrasivo en sus puntos de contacto con la bomba. En este local fue instalada una bomba continua que permitía el contacto del líquido con el material PE 1000R, un polietileno especial que ofrece una resistencia 30% más alta que el material convencional.

En el segundo local un líquido similar es bombeado – con un nivel de partículas sólidas más alto y una viscosidad también más alta. Este equipo es conectado cada dos minutos por períodos de 25 a 60 segundos: más de 150 ciclos de funcionamiento pueden ocurrir en un período de 8 horas. La bomba está siempre expuesta a una gran contrapresión. En el momento de la presión máxima de bombeo, el líquido circula solamente dentro del cuerpo interno con toda la materia sólida. La bomba metálica que era utilizada antes funcionó solo por cerca de 6 meses. Como solución alternativa, fue empleada aquí una tecnología de construcción de bombas con el material Polymercarbid que es aún más resistente.

El espacio cada vez más cerca entre plástico y cerámica.

CPRF Impeller made of Polymercarbid after 4 months
Impulsor de CPRF hecho de Polymercarbid después de 4 meses

Vesuvius decidió experimentar con Rheinhütte Pumpen debido a su especialización en materiales. La especialidad de las bombas es explicada de la siguiente forma: los materiales utilizados disminuyen el espacio entre el plástico y las cerámicas y esta es una tecnología única en el mercado. La solución desarrollada en colaboración con Nomig GmbH de Reken resulta en una combinación de un carburo de silicio extremadamente resistente como superficie de atrito con una resina éster vinílica como elemento de fijación. El material endurecido alcanza un grado de dureza en la escala Mohs de 9,7 – solo 0,3 Mohs abajo de la dureza del diamante.

Dos a cuatro veces de vida útil comparada con bombas de metal
La instalación de las bombas fue importante para Vesuvius GmbH: después de varios meses de operación sin cualquier problema, los técnicos analizaron las partes de las bombas que movían los productos.

El resultado fue más que claro: casi no pudo observarse algún desgaste. Siendo así, Vesuvius puede esperar al menos el doble de vida útil de las bombas.

En otro local de prueba, Vesúvius espera que la vida útil alcance más de 24 meses, en vez de los habituales 6 meses de vida de las bombas fabricadas en metal. Una innovación con grandes ventajas para la Vesuvius GmbH – tanto en el punto de vista financiero, cuanto en la perspectiva de producción y seguridad.

La empresa
Rheinhütte Pumpen GmbH desarrolla soluciones específicas para el manejo seguro y eficiente de los líquidos difíciles. Con más de 20 tipos diferentes de bombas, la empresa ofrece una amplia oferta de productos con base en tres grupos de materiales: metales, plásticos y cerámicas.

Un amplio conocimiento, intenso trabajo de desarrollo y una implementación de este trabajo orientada para el cliente, forma la base de su éxito en los mercados nacional e internacional.

RHEINHÜTTE Pumpen es miembro del Grupo ALIAXIS, que tiene su sede principal en Bruselas, Bélgica, desde 2003. ALIAXIS es un líder mundial en la fabricación y distribución de sistemas de tuberías plásticas para el sector de la construcción, para las empresas industriales y de servicios. El Grupo es representado por cerca de 100 empresas en 40 países por el mundo.

RHEINHUETTE Pumpen Press Release Vesuvius